¿Qué es la periostitis tibial?

El periostio que envuelve el hueso y las inserciones musculares en el mismo, pueden sufrir fenómenos inflamatorios ocasionando un cuadro normalmente bilateral de periostitis tibial, localizado frecuentemente en la cara postero-medial de la tibia. Está lesión, se ve favorecida por alteraciones en los ejes de los miembros inferiores, sobrecarga relacionada con métodos de entrenamiento, trabajo en cierto tipo de superficies (asfalto/cemento), calzado inadecuado o desgastado y/o actividad deportiva elevada.

Su cuadro clínico: dolor localizado en la cara interna de ambas piernas (tibia), que aumenta con la actividad y disminuye con el reposo.
Es conveniente hacer un diagnóstico diferencial con otros procesos como las fracturas por stress.

El tratamiento de estas lesiones es conservador (sin operación):

  • Descarga de la musculatura
  • Corrección de los métodos de entrenamiento y competición
  • Estudio de la pisada si se considerase necesario , para absorber y corregir las alteraciones biomecánicas del deportista