Sesiones diarias o continuadas:

Aquellos tratamientos que conllevan un mínimo de dos sesiones a la semana y al menos un mes de duración.